Norma de Calidad y D.O.

En 2014 entra en vigor la actual Norma de Calidad de Ibéricos a través del Real Decreto 4/2014 por el que se regulan la carne, el jamón, la paleta y la caña  de lomo ibéricos. Esto supone un antes y un después para ganaderos, fabricantes, vendedores y consumidores; pero sobre todo conlleva a que toda la cadena de producción sea regulada de una manera precisa para así poder evitar fraudes y engaños que a la larga siempre termina soportando el consumidor final. 

A continuación detallamos algunos aspectos que definen la actual norma y diferencian los diferentes productos ibéricos:

4 colores distinguen el etiquetado de los ibéricos, blanco, verde, rojo y negro; nos indican el tipo de alimentación y el porcentaje de raza ibérica.

Criaderos, cebaderos, dehesas, mataderos e industrias de elaboración están supeditadas a controles técnicos e inspecciones durante todo el proceso hasta la venta.

Hay que aclarar que las madres siempre serán 100% ibéricas certificadas y que será el padre quien decante el porcentaje de raza ibérica del 100%, 75% o 50% según su grado de pureza en relación ibérico-duroc.

Los cerdos de etiqueta roja o negra son los denominados como «de bellota» y con un peso de unos 100 kilogramos aproximadamente serán soltados en la dehesa para que pasten libres sus últimos meses de vida comiendo principalmente las nutritivas bellotas de encinas y alcornoques hasta alcanzar el peso de sacrificio, unos 150 kg.

La Norma de Calidad se redacta como se cita anteriormente en Un Real Decreto que puedes ver y descargar haciendo clik en el siguiente enlace: BOE nº 10 Sábado 11 de enero de 2014

 

Aparte a la citada Norma de Calidad de Ibéricos, en España disponemos de 4 Denominaciones de Origen Protegidas para el Cerdo Ibérico, estas son: Dehesa de Extremadura, Córdoba-Los Pedroches, Huelva-Jabugo y Salamanca-Guijuelo. Todas ellas, aparte de diferenciar un origen y detallar unas características, nos proveen un signo más de distinción y garantía para el consumidor, pero eso sí, siempre deberán de estar a su vez acogidas a la Norma de Calidad de Ibéricos nacional.

El cliente final es el mayor beneficiado de la creación de estos etiquetados de seguridad, pero también puede ser el mayor perjudicado; por ello y sin que nos dé miedo ni ningún tipo de pudor debemos exigir a nuestro vendedor un etiquetado claro y conciso, de esta manera sabremos a ciencia cierta que producto vamos a adquirir.

Como seguridad, la Asociación Interprofesional del Cerdo Ibérico «ASICI», es la encargada de llevar a cabo el proceso de etiquetado y pone a nuestra disposición  una aplicación para móviles gratuita llamada «IBÉRICO» que permite con un simple click (escaneando el código del producto) saber gran cantidad de datos sobre el producto. Sirva de ejemplo este a la derecha.  Descarga la APP